Cinco discos maravillosos para un otoño botarate.

skytoneshiningoveryou

Publicado originalmente el 24 de octubre de 2014.

A un verano pelma, un otoño botarate. Y vaya que lo ha sido. Pinche mundo orate, en el peor sentido posible. En el peor. Parece que nada salva.

Por eso, a veces mejor poner un disco. O cinco. Sólo para no perder la cordura. Y, luego, seguir. Porque no queda más. Porque es lo que hay que hacer. 

Octubre, Cuando Todo Parecía Perdido.
Poderosísimo powerpop. Octubre, qué gran nombre, nació alrededor de 1995 en Murcia, mirando al pasado para tomar por asalto el futuro. Hay quien ha dicho que son los Teenage Fanclub españoles y la comparación me gusta. Les queda. Tienen varios discos, todos me gustan, todos me emocionan, todos son esa música que me pone lelo. Así de tanto me gustan. Uno o dos de mis panas comparten esa manía, por eso son mis panas. Todos sus discos y EP’s y canciones sueltas me gustan pero, puestos a elegir, me quedo con Cuando Todo Parecía Perdido, lanzado en 2006 en el sello Rock Indiana. Tiene sentido, porque fue el primer disco que les conocí. Y porque, carajo, no hay una canción que no funcione. Es powerpop directo, sencillo, genial. Esas guitarras, esas melodías. Yo no pido más. O sí: que le subas al volumen. Para mí, es un disco ideal. Para mí, de esto se trata la música (es decir, todo.) Que no me pillen en un día de humor Octubre, porque no hago caso: pongo play y a cantar y a brincar. Sí, como un memo babeante. Y qué. ¡Por un mundo con más discos como este y menos como el [inserte nombre de disco que quiere emular el Ok Computer una vez más, ¡ni uno más!]! Esta es la música (perdón por el pun obvio) para cuando todo parece perdido. Y tal vez no lo esté. Tal vez. 

Skytone, Shining Over You.
Ah, Skytone. Esos hermanos Doddridge, Rodney y Darius. Los de Ottawa, la capital de ese país raro que me cambió la vida gracias a una saludabilísima dieta de corazones rotos, cervezas Molson Dry y la poutine. Los que hacen un folk anti-barbitas y un pop de poder de vértigo. Los hacedores de himnos. Shining Over You, de 2011, lo digo de una vez, es uno de mis discos favoritos. De todos los tiempos. Que sí. No puedo con él. Leí en alguna parte que era un disco “olvidable” y, mira, tal vez lo sea, pero me reí duro y profundo, ruidoso y desde las tripas. ¡Olvidable! Epa, está bien, pero es que a mí me pasó justo lo contrario, pues desde la primera vez que lo escuché se quedó pegado a mí, como un bicho gigeriano que te agarra por la cabeza y ya no te suelta, jamás. Es un álbum para escucharse de pie y se merece todas las hipérboles que se me ocurren (y que no soltaré acá por cuestiones de espacio y porque, don lector, doña lectora, si es que existen no quiero quitarles tanto tiempo; sólo un poco, que también lo valgo.) Ah, y claro, fue lanzado por The Beautiful Music: un motivo más para considerarlos una de mis cosas favoritas en el mundo. En el puto mundo. Diez canciones de puro vértigo y pasión. Nada de cinismo, incluso cuando nos recuerdan que los grupos de guitarras jamás cambiarán el mundo. Puro pop. Así. 

Gangway, The Twist
Primer LP de este grupo de Gran Pop danés. Copenhague, 1984, Allan Jensen (voz) y Henrik Balling (guitarra) juntan a sus amigos Torben Johansen (teclados, también integrante del grupo post-punk Escape Artists) y a Jan Christensen (batería) para hacer música hipermelódica, titilante, tristona. Algunos les comparan, con justa razón, con los Smiths: guitarras que vibran, un poco de nostalgia por un pasado no vivido, letras sumamente poéticas (en el buen sentido, creo), una actitud de el-mundo-no-me-merece y una voz afectada y teatral; hay que añadirle teclados new wave y un ensimismamiento brutal. The Twist es eufórico y taciturno, a veces en la misma canción. Tal vez por eso siento el disco como mío. Es un disco superior, carajo. Me encanta.

Antena, Camino del Sol.
Una vez soñé con Isabelle Antena. Bueno, con su voz. Fue un sueño extrañísimo que no sé explicar, que parece increíble; no me lo explico, pero por eso me gusta. Lo raro es que lo recuerde, porque hace algunos años en los que me ha dado por soñar y olvidar. Pero a lo que iba: en mi narcosis, mi cabeza se inventó una historia en la que yo estaba en un aeropuerto. Y el altavoz anunciaba que mi vuelo debía partir (con lo poco que me gusta volar.) Pero no era esa voz dulzona de los aeropuertos, no. Era Isabelle Antena, cantando, acompañada de zumbidos bossa. Y un servidor, en su sopor, pensaba que era una señal; de qué, no sé, jamás he leído bien las señales o siempre las he confundido. Y me levantaba, con el corazón a punto de salirse de la caja torácica, tomaba mi equipaje y caminaba. No recuerdo más. ¿Y por qué estoy tan seguro de que esa voz era la de la cantante de Antena? Porque justo esa semana le había dado vueltas y vueltas a Camino del Sol (recopilado a partir de grabaciones de 1982 en 2006), disquísimo, escapismo perfecto. Bossa electrónica con actitud post-punk para una vida mejor, que sí. Justo esa semana debía tomar un vuelo a algún lugar. Tal vez la señal era “deja de preocuparte.” Lo hice. No sé si la leí bien, pero lo pasé fenomenal.

Duglas T. Stewart, Frankenstein.
No, no es el momento más brillante de Duglas T. Stewart, el líder, cerebro y alma de BMX Bandits, piedra angular del pop escocés. Pero cómo me gusta este disco. El barbudo lanzó en 1996 este recopilado de grabaciones que incluyen algunas canciones personalísimas (como su hijo cantando Daddy Daddy) y más coqueteos al pop brianwilsoniano que lo obsesiona (y al que hace referencia directa en Tones.) En una época en que todo era britpop y cocaína, delirios de grandeza y sordidez, Stewart se recluyó para jugar con sus guitarras y teclados y rebelarse contra la rebelión. Al final, demostró que tenía razón y las antics de los astros pop del momento hoy ya no parecen tan graciosas, mientras que lo de Stewart sigue sonando a grandes posibilidades a pesar del tiempo transcurrido. Además, siempre me sirve como pretexto para ponerme a escuchar BMX Bandits como un loco. Y, ya se sabe, para mí si no hay BMX Bandits, no hay vida.

C/S.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s