Dos discos nuevos: Aries y Lee Fields.

Publicado originalmente el 13 de junio de 2014. Ambos textos fueron escritos para LaPopLife y publicados originalmente allí.

1. Aries, Mermelada Dorada. 

Martes 3 de junio, 2014.
Hace un par de días un amigo que ha dedicado gran parte de su vida a ensimismarse con discos del rock progresivo más clavado escuchó por primera vez a Teenage Fanclub. Lo único que atinó a decir fue: “¡Qué fuerza!” Que hablara así de uno de mis grupos vitales me hinchó de ese raro orgullo que sólo los Chicos de los Discos pueden sentir y que, viéndolo bien, es un orgullo bastante chafa e inútil: que una recomendación haya calado hondo en alguien más. Y también me dio una envidia gigantesca: qué daría yo por escuchar a Teenage Fanclub por primera vez, de nuevo, y sudar frío, pasmado por lo que sale de las bocinas. Primeras veces así son breves y escasas. Y bonitas, muy bonitas.

Cuidado con lo que deseas, decía la Abuela. Porque sólo dos días después tuve una primera vez. Otra. Una iluminación más producida por el giro de un disco. Ocurrió gracias a que alguien a quien respeto mencionó algo llamado Aries. Y su álbum nuevo, Mermelada Dorada. Lo busqué. Lo encontré. Y me encontré con música que me emociona y hace que mi cerebro corra como el ciclomotor de Marianne Faithfull en Girl on a Motorcycle. ¡Ah, ese outfit de cuero!

Aries es el proyecto nuevo de Isabel Fernández Reviriego (de Electrobikinis y Charade), aunque yo no lo sabía hasta hace poquísimo. De hecho, me dispuse a hacer un ejercicio: escuchar el disco sin saber de qué iba, sin investigar previamente, sólo la música y yo, duelo de vaqueros, pistola desenfundada, bang. Ella ganó, por supuesto. En el track dos ya estaba yo sometido. Sudando frío. Gritando aleluyas y eurekas.

Lo que escuché es pura magia. Es la música honesta y entusiasta de una chica que ha escuchado demasiados discos y que me hace pensar que todos deberíamos enamorarnos de oído. ¡Es que esta es música que haría sonreír hasta al amargo de Bernard Black! Ella es colores, muchos colores. Es psicodelia que se salta todos los lugares comunes. Es un finísimo pop que, el día que se descuiden, dominará al mundo (ojalá) armado de Rickenbackers, tambores y sintetizadores. Es dulce, pero no es naif. Es lisérgico, pero no anda perdido. Hace que las cabezas vuelen como en Zabriskie Point. ¡Eso es! ¡Lo tengo! ¡Zabriskie Point con Mermelada Dorada de fondo, el súmmum de la perfección pop!

Miércoles 4 de junio, 2014.
Amo escuchar un disco por primera vez. Discos como este, al menos. Mermelada Dorada contiene 10 canciones y un larguísimo jam instrumental y pide susurrando (nunca a gritos) una y otra escucha. Y cuando la primera vez es un cataclismo como este, la segunda es crucial. Como en las buenas colecciones de canciones, descubrí cosas nuevas y me sorprendí otra vez. Como si Isabel, que nació en Bilbao pero vive y graba en Vigo, se pusiera a cambiarle cosas al álbum mientras duermo. No dudo que lo haga. Es una maldita genio.

Para mí, es el amanecer de la era de Aries.

* * *

2. Lee Fields (& the Expressions), Emma Jean.

Lee Fields ha sacado su tercer disco con los Expressions. Un disco que lleva el nombre de su difunta madre. Un disco que es relevante hoy porque está lleno de canciones con alma, honestas, que se sienten de verdad.

No puedo pedir más a un disco.

Debo decir que soy muy parcial con Lee Fields. Estoy siempre predispuesto positivamente con él. Tal vez me equivoque. Pero es que él se lo ha ganado. Un tipo que ha hecho carrera haciendo su música sin concesiones, lo merece. Siempre.

Y no caeré en el lugar común de decir “de esos hay pocos.” Porque de esos hay muchos. Sólo que no hacen concesiones. Y por eso, el mainstream, que siempre impone sus condiciones creyéndose total, los hace a un lado. Los escupe. Y nos condena a todos, no sólo a ellos. Algunos intrépidos, afortunados, luchadores, no sé, logran hacer un David frente al Goliat. Y a esos hay que celebrarlos cada vez. Cada vez, dije.

Y aunque no fuese así, Emma Jean de Lee Fields es un álbum gigante, lleno de imponentes mid-tempos en clave de soul sureño y de gran funk que recuerda a aquel Stax de inicios de los 70. Es la música que me gusta. Es la música con la que crecí – y aquí estoy hablando de crecer en cuanto a ser mejor persona, a querer más la vida y no sólo pasar por una etapa. Es la música que voy a escuchar hasta que me muera. Y estoy feliz al saber que no tengo que depender siempre de los viejos elepés que he ido acumulando con el tiempo y que he memorizado como pupilo aplicado, repitiendo una y otra vez hasta que los vecinos quedan con jaqueca; estoy feliz porque el soul sigue vivo y sano y sus exponentes del XXI mantienen la idea original y la mejoran. Porque, que quede claro, el soul nunca ha dejado de ser relevante. Pregúntenles a los búhos anfetamínicos de Wigan o a todos los fanáticos nerviosos de ojos como platos (como discos de 12”) que alrededor del mundo siguen, hoy, organizando noches de soul, ya sea regadas de cerveza o llenas de acróbatas que hacen cabriolas en un suelo espolvoreado de talco. A una música que se llama soul hay que hacerle honor. Si no, ni invocar su nombre. Lee Fields lo sabe. Por eso hace lo que hace.

Por si fuese poco, Emma Jean de Lee Fields sirve para llevarlo a todo volumen en el auto (con dos o tres panas ya con mucha cerveza oscura corriendo por sus venas y el codo bien mostrado por la ventanilla a lo papá de Pete y Pete) y para organizar fiestas en casa. Lo comprobé todo eso este fin de semana. Desde que me hice de él, lo he escuchado unas doce veces completo y no temo equivocarme al decir que acompañará en el futuro a algunos de mis recuerdos más felices de esta época.

De eso debe tratarse la música. De eso se trata Emma Jean de Lee Fields. Y los Expressions, claro.

C/S.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s