Discos que importan: The Divine Comedy, Casanova.

Publicado originalmente el 11 de abril de 2014.

Pocas cosas se comparan con un gran disco. Lo siento, pero así es. Un gran disco es un gran libro y una gran película, de esas perfectas que decía Buñuel que en el futuro los seres humanos podrían proyectar sólo con la mente. De todas las artes, por decirlo de alguna manera aunque suene pomposo, es la más efectiva y democrática. Hablo de música pop, claro.

The Divine Comedy es el nombre más apto para una vida y un proyecto como el de Neil Hannon. Nacido en Enniskillen, Irlanda del Norte, lidera uno de esos entes que más que un grupo pop son monstruos que se salen de control y se vuelven indefinibles, raudos e imposibles de cazar, como un kaiju que mientras más libros lee, más discos escucha, más películas viejas y raras devora y más carretera recorre es cada vez más grande e invencible. The Divine Comedy es totalmente anti-rock, es irritantemente impecable; es ese tipo de música que trastoca existencias. Neil Hannon es el tipo que compone canciones allá arriba en su habitación mientras las primaveras despiertan apetitos en los zagales pálidos con pantalones en fuego; encerrado, buscando las palabras adecuadas, escribe canciones de amor para todos ellos que sí exponen sus cabezas y brazos al cielo, que se hartan de respirar el aire de afuera y que viven las historias que otros escriben. El talento de Hannon para confeccionar historias/canciones es dantesco.

Casanova es el disco de The Divine Comedy al que siempre vuelvo. No podría decidirme por un favorito, pero Casanova podría ser un finalista prometedor. Espero explicar de modo coherente por qué. Y si no, disculpad que me pierda en el camino, que es largo y sinuoso y de hermosura incomparable.

The Divine Comedy existe desde 1989 y cambia de músicos según la situación. Hannon, evidente es, siempre está allí. Pero no fue sino hasta 1996, cuando todos los ojos estaban en las islas británicas (aunque muchos seguían gritando “¡parklife!” como memos), que hicieron un poco de daño a las listas de popularidad. Lo hicieron con este disco, que es más pop que los anteriores con resultados impresionantes; es todo un universo ahí, en un pedazo de plástico. Puta magia.

Casanova es un disco dandi, dandísimo; es el Alfie de Michael Caine (al que hace referencia en Becoming More Like Alfie) hecho partitura musical e interpretado por un grupo pop con orquesta. Es un disco que habla muchísimo de sexo y de muerte. Como todo el arte, vamos. Hay historias y hay historias de cómo se crean estas historias. Hay un montón de melancolía irlandesa y de tardes lluviosas; hay un montón de lujuria y de soles incandescentes, de veranos de pecado y claridad y noches larguísimas en las que jamás se duerme. Es un disco impoluto, lleno de cuerdas y pianos, que anda en Vespa por el mundo.

Casanova suena a pop barroco, al Scott Walker más boato, al Jacques Brel más lascivo, a Bacharach y David, a Tony Christie y a los Moody Blues de patilla larga, lisergia y violines. Pero, no nos perdamos, está lleno de un humor irónico finísimo y hondo. Y confuso. Hannon va de la euforia a la melancolía con una facilidad preocupante. Tal vez es que es un gran entertainer. Tal vez ve más allá. Tal vez es un farsante. Qué más da, cuando se puede crear belleza. Eso lo perdona (casi) todo.

Something for the Weekend fue un single ganador y como abridor del álbum es perfecto. Qué puedo decir de Middle-Class Heroes, In & Out of Paris & London o The Frog Princess: canciones a las que quiero mucho. Charge y The Dogs & The Horses son sobrecogedoras muy a su manera. Through a Long & Sleepless Night es casi una novela clásica comprimida a seis minutos de música pop.

Songs of Love es mi canción predilecta, eso sí. Es un puto poema, una maldita obra maestra, emocionante hasta decir basta. Me gusta todo: la letra y esa secuencia de acordes (no puedo con esa secuencia de acordes, me fascina) y el clavecín. Y la letra. Y la manera en que Hannon la canta. ¿Ya dije que no puedo con esa secuencia de acordes? Como canción es perfecta. Incluso tiene, para más inri, relación con Father Ted, una de mis series de televisión favoritas (pocas me hacen tan feliz.) En 1994, Graham Linehan y Arthur Matthews, esos iluminados, creadores de la serie, pidieron a Hannon un tema para musicalizar Father Ted. Éste sugirió dos: uno muy fársico y otro no tanto. Se habían decidido por el primero, pero al final lo dejaron de lado y usaron el segundo, pues suficiente farsa había en el programa. El primer tema se convirtió en A Woman of the World, también incluido en Casanova. El segundo fue el tema de Father Ted durante las tres temporadas que duró; es la melodía de Songs of Love, aunque con instrumentación distinta. La serie salió al aire en 1995 y ese intro en el que la cámara sobrevuela Craggy Island y termina casi arrollando a Ted, Dougal (¡Dougal!), Jack (¡Jack!) y Mrs. Doyle (¡Mrs. Doyle!) es entrañable. Y suena Songs of Love disfrazada de Tema de Father Ted. O al revés. Como sea. Ya lo decía: un universo en un pedazo de plástico.

Creo que me he perdido. ¿O es que me he encontrado? Hay cosas que no pueden explicarse con coherencia. Las palabras se quedan cortas. Sobre todo si se trata de un gran disco pop. Lo siento, pero así es. Ahora, me excuso para salir por la ventana, gracias, que debo ir a poner play y repetir el disco una vez más.

C/S.

2 thoughts on “Discos que importan: The Divine Comedy, Casanova.

  1. ¡Qué gusto leerte, y qué gusto que pese a mi escasa simpatía (= conocimiento) por el rock & roll pringoso del que tanto disfrutas, aún podamos coincidir en algunas debilidades!

    • ¡Gracias, menda! De hecho he leído bastante tu blog y creo que concidimos en muchísimas cosas. Y cuando digo muchísimas, es muchísimas. ¡Un abrazo!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s