“¡Al demonio la era del iPod!”. Entrevista con El Chico Bestia.

IMG_0796
Publicado originalmente el
31 de enero de 2014.

El Chico Bestia hace honor a su nombre postizo. Se llama Isaac, se apellida Díaz de León Moreno, y ha vivido en la periferia de León toda su vida (que es corta.) Lo conocí en el contexto más raro posible y fue genial. El sujeto dibuja, canta, escucha discos de garaje estridente y está convirtiéndose en un experto en cine guarro de la B a la Z. A su edad, conoce más música y tiene más discos que cualquiera. Es, en sus palabras, un pirado: no ha cumplido la mayoría de edad siquiera, pero se siente fuera de su época. Es, por si fuese poco, el cantante, cerebro y alma de Lengua 72, esa banda lo-fi ruidosa y espantosa surgida recién de las cloacas de nuestra ciudad. Pero dejemos que él hable de sí mismo, que es tan elocuente como brillante: “Se me ocurrió ese nombre de Chico Bestia nada más para confundir mentes y sacarle una risita piadosa a uno que otro tipo. Luego recordé que un personaje de una caricatura se llamaba así, pero qué más da. Me dedico a buscar en qué dedicarme, pero divertirme al mismo tiempo; es difícil, ya que pocos se quieren divertir con un freak. Soy un tipo que quiere bailar como loco todo el tiempo, que quiere conocer chicas interesantes, que piensa en discos garaje, arte raro, chicas y monstruos, me gusta comer y blablablá, el punk… Quiero tener una vida groovy, que no tenga nada que ver con lo de hoy porque odio mi presente, no me considero un adolescente de esta maldita época porque nada me agrada de ellos: el consumismo, las voces arregladas en las canciones y la ropa que, en lo personal, se me hace ridícula.” Hablamos con él y fue un verdadero placer. Ojo al Chico Bestia. Podría tomar por asalto la ciudad (¿el país?, ¿el mundo?) en un descuido.

¿Cómo nace en el Chico Bestia la obsesión vital, la Obsesión, por la música y los discos?
¡Lo recuerdo muy bien, viejo! Estaba durmiendo en la sala de tele de mis abuelos viendo videoclips bastante malos en MTV. Todo era malo, hasta que salieron los Yeah Yeah Yeahs. El primer disco que compré fue de ellos, luego me fui dando cuenta de sus inicios: unos tipos que hacían un ruido como garaje punk y no wave. Ahorita son una mierda, pero los quiero aún porque me introdujeron en esto del garaje. De ahí conocí a The Horrors y Franz Ferdinand y blablablá, pero luego me hice adicto a las bandas más viejas y desconocidas en la faz de la tierra. ¡The Gruesomes! ¡The Fuzztones!

¿Te sientes parte de alguna subcultura musical o te identificas con alguna?
No, yo soy lo que soy, pero supongo que soy medio garajero (y con eso me refiero a que oigo garaje.) Pero en cierto modo como que soy de mi propia subcultura. Me visto como se me da la gana, tengo cierto tipo de estilo en el pelo, entre otras cosas. Le llamaría a mi subcultura Síndrome Mosca o la Cochinada Feliz. Wah.

¿Cuándo descubriste que podías cantar y tocar? ¿Cómo fue?
¿Quién dijo que sé cantar y tocar? Pues desde siempre he tenido la costumbre de hacer ruidos extraños con mi voz y también soy bueno imitando, así que cuando canto hago la voz con un tono que vaya con la canción. Honestamente no me importa si a la gente le gusta cómo canto, lo que me importa es divertirme con mis amigos que, además, me doblan la edad. Hago locuras en el escenario y hago reír de vez en cuando a la gente, pero no tengo planeado ser famoso o algo así. La primera vez que toqué con mi banda sentí como que nada más a ocho personas les había gustado el espectáculo de las treinta y tantas que había.

Eres un gran dibujante. Cuéntanos más acerca de tu arte, de tus dibujos…
¡Esa me gusta! Desde niño me encanta dibujar. En ese entonces sólo dibujaba monstruos y animales raros, pero conforme he ido creciendo he empezado a hacer chicas, chicas y más chicas. No me gusta hacer las cosas realistas, las hago con un ojo más grande que otro, peinados alocados y que parezca que pertenezcan a alguna cultura, ya sea hippy o punk o gótica o blablablá. ¿En qué pienso cuando dibujo? En realidad nunca tengo una idea concreta sobre lo que estoy haciendo, así que van surgiendo las ideas y pienso en qué otro detalle añadir. Nunca sé cómo va a terminar uno de mis dibujos.

Tal vez pueda ser ilustrador de cuentos infantiles o, mejor, de alguna revistilla no muy conocida, porque no quiero ser famoso o muy reconocido, aunque algunos vean esto como medio sangrón. Hasta ahora he logrado hacer la portada de un fanzine, La Trampa del Bulevar, y debo decir que quedó muy bien, mejor de lo que pude imaginar que quedaría. Sí pienso exponer algún día, pero debo checar si es algo que vaya bien con mis dibujos. Me gustaría, pero no sé cómo hacerlo. Supongo que no tomé mucha leche materna.

¿Cómo surgió Lengua 72? ¿Qué música hacen? ¿Qué planes tienen? ¿Y por qué ese nombre?
¡Aaaah! Lengua, pues… ¡Lengua 72! En realidad fue porque como amo la música (la música que me gusta, claro) decidí formar una banda. Mi amigo Esteban (o sea tú, no te hagas) se encargó de encontrar a un bajista llamado Banzi, un tipo muy cool y simpático, y a otro llamado Carlo, también muy cool e interesante, y grabamos unas canciones que ya había compuesto con la banda de la escuela, pero la letra es cien por ciento de mi autoría. ¿Qué música hacemos? ¡Pues no sé! Eso pregúntaselo a alguien que sepa realmente de música, no a mí. A lo que más se acerca es al punk. Suena como a una radio muy lo-fi y acelerada. Normalmente es una explosión de ruidos que me encanta, aunque he estado pensando en hacer una que otra canción un poco (pero sólo un poco) más tranquila. Queremos grabar más canciones, escribir más letras y encontrar bares o cafés donde haya gente alocada, porque en el café en el que tocamos por primera vez como que no era el indicado o a lo mejor no era el público adecuado.

Ya me habían preguntado por el nombre, todos se preguntan por qué ese nombre y yo les digo… ¿por qué diablos The Beatles se llaman así? O sea, ¿los escarabajos? ¡Qué nombrezucho! ¿O las Piedras Rodantes o la Policía? ¡Ese es el más malo! Lengua 72 sólo es un nombre curioso que se me ocurrió para confundir a la gente.

¿A quién le gustaría Lengua 72?
¡Es la pregunta más difícil que me puedas hacer! No digo que seamos malos, sino que no hay mucha gente que entienda esta música. Eso es, que la entienda…

¿Cómo escribes tus canciones?
No tengo influencias, todo lo invento. Se me ocurre algún tema o situación interesante para mí y punto, o a veces digo “alguien debería hacer una canción que diga algo como esto o aquello” y termino haciéndola. Pero he escuchado a muchos papanatas decir que quieren transmitir algo con sus canciones. ¡Yo nunca pienso en eso! Sólo quiero que se diviertan, que algún día unas chicas locas y unos tipos cool se suban al escenario conmigo y que bailen y que disfruten el momento.

¿Qué le falta a los grupos leoneses en particular y mexicanos en general (por no hablar de una escena) para hacerlo en grande y hacer gran música?
¡Diablos! Pues me has metido una gran duda… Yo no la hago en grande, así que no puedo responder eso. Todos tienen diferentes ideas sobre lo que es eso de Gran Música. ¡Tal vez lo que necesiten sea escuchar a Lengua 72! No, de hecho creo que no funcionaría [risotada descomunal.]

Sé de buena fuente que coleccionas discos. ¿Por qué hacer eso en la era del iPod?
Porque soy un anticonsumismo. Si tú compras un maldito iPod puede que consigas todas las canciones que quieras y blablablá, pero a mí me gusta ahorrar y gastar en discos. ¡Es lo único para lo que ahorro! Y si compras discos, pues, ¡los dejas en tu casa! Si tienes un iPod y eres un tonto y se te cae ya valiste madres… o si te lo roban. ¡Eso te pasa por ostentoso!

¡Al demonio la era del iPod!

¿John Lennon o Paul McCartney?
No sé mucho de ellos. O sea, sí los conozco como cualquier otro maldito humano pero, pues, supongo que me gusta más el peinado de Paul.

¿Qué grupos o artistas eliminarías del mundo para que fuese un lugar mejor?
¡Carajo! ¡A todos los que hacen playback!

¿Tienes algún gusto musical culpable?
Si es algo que me gusta no tiene por qué ser culpable, a fin de cuentas me sigue gustando. Creo que… una que otra canción medio ridiculilla de los ochenta.

La pregunta molestamente obligada de estos cuestionarios: ¿Podrías nombrarnos tus 10 discos indispensables? Sé que es difícil, pero sólo 10.
Los voy a decir en desorden porque todos son muy buenos:
Black Lips, 200millionthousand.
The Intelligence, Crepuscule with Pacman.
The Gruesomes, Tyrants of Teen Trash.
The Coathangers, Scramble.
Siouxsie and the Banshees, The Millenium Collection.
Southern Culture on the Skids, Dirt Track Date.
VVAA, Ultra Lounge Vol. 11: Organs in Orbit.
Beck, Odelay!
Ludus, Pickpocket.
The Intelligence, Males.

¿Y diez singles?
Iggy Pop, Monster Men.
Classics IV, Spooky.
Captain Beefheart, Tropical Hot Dog Night
Beck, Loser.
The Trashmen, King of the Surf.
Black Lips, Stranger.
Soul Coughing, Down to This.
Devo, Girl U Want.
Ludus, Little Girls.
Tom Waits, Big in Japan.

Son las mejores listas que he visto hasta ahora. ¿Y películas? ¿Libros?
¡Sí! Killer Klowns from Outer Space, El cavernícola, La gran aventura de Pee-Wee, Juno, Pequeña Miss Sunshine, Scott Pilgrim vs. The World. ¿Libros? Natacha de Luis Pescetti y Mundo Quino.

¿Alguna recomendación de algo que no podamos perdernos?
Una vez me arrolló un carrito de golf. ¡Fue divertido, pero doloroso! Algún día destruyan unos audífonos, se siente exageradamente liberador (de preferencia unos grandes-grandes), azótenlos contra el piso. Les gustará. Lo digo por experiencia. Mi color favorito es el transparente. ¡Qué mierda, no sé!

C/S.

One thought on ““¡Al demonio la era del iPod!”. Entrevista con El Chico Bestia.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s