Desempolvando discos: Karatekas, G-Men, ICBM’s, Electrafixion, Banjo Band Ivana Mládka, Small Faces.

karatekas_golpemortal_sgd
Publicado originalmente el
5 de julio de 2013.

Seguimos con el recuento de discos desempolvados durante la última Gran Reorganización que sufrió mi pequeño museo pop personal. El ejercicio es necesario no únicamente por la optimación de espacios (y todas esas cuestiones posmodernas) y la eterna lucha contra el polvo, también por la de recuerdos que activa y la sorpresa de reencontrarse con viejos buenos amigos. Discos, discos, discos.

Karatekas, ¡Golpe Mortal!
En Cantabric Records (the sound of new Euskalherria.) No recuerdo de dónde salió, pero este 7” es un lujazo. Todo. Contiene la advertencia “este disco no contiene versiones de los Beatles” y la cumple. ¿Es garaje? Sí. ¿Es bubblegum? También. ¿Es cojonudo? Total. ¿Es twee? Lo más. El grupo está conformado por personajillos de caricatura sacados del fumetti de Archie: es como si los personajes incidentales se rebelasen, secuestrasen al Torombolo y a todos esos memos y tomaran las riendas, ganándose a las chicas a base de salvaje rock and roll y patadas voladoras. Genios. Las notas del disco (escritas por un tal Doctor Mc All-Ice) dicen: “olvídense de grupos uniformados con letras de panfleto, de niñodélicos con peinado a lo príncipe valiente, incluso de trogloditas disfrazados, los karatekas no están en la onda (el rock and roll ya no se lleva), pero sus canciones son molonas, ya sabes, las guitarras tocando do-fa-sol y letras sencillas.” Los amo. La cara A contiene Golpe mortal y Yo a ti… ¡no! Al dar la vuelta al disco suenan Rock and Roll Uh Ah! y El problema de mis pelos. Ahí tienen.

G-Men/ICBM’s, 2×2 EP.
En Upland Records (237 Grayson Way #C Upland, California, 91786.) Hace unos años circuló por la red el prometedor tráiler de Young Birds Fly, una película acerca de una modette de siglo XXI creciendo en Califas. El director era un tal Leonardo Flores, orate del pop y coleccionista ansioso de soul chicano y beat japonés. La cinta se estrenó, con dos años de retraso, en algunos festivales y luego… nada. Muchos nos quedamos con las ganas. El mismo Leonardo nos prometió una copia en deuvedé alguna vez, pero la espera continúa. Pero ese no es el punto. Antes de todo eso, en 1996, Leonardo Flores lideró un grupo sandieguino, los ICBM’s, que hacían un surf bientrajeado pero chamagoso con sabor a hamburguesa Big Kahuna. Lanzaron un 7” en su propio sello junto a sus aliados, The G-Men, combo anfetamínico y ruidoso. El disco (en vinilo verde) es una rareza mayúscula. Y una gozada. Con dos canciones por lado, estos gamberros californianos hacen bailar “hasta al más letárgico de los indie/emo rockers”, según dicen las notas escritas por un tal Bibby Sloat-Crinkle (me encantan las sleeve notes, ¡que no se pierda el arte!) Con este disco me convierto en una especie de Gollum: no lo toques, que lo ensucias. My precious.

Electrafixion, Baseball Bill.
En Phree Records (another quality recording from the vaults of Electrafixion.) Hay 500 copias de este disco en vinilo dorado y galleta sci-fi. Una guapura. Este lo adquirí, sí o sí, de Carlos Salgado, el maverick, el arqueólogo, el wizard. Aquellos sí que eran tiempos. Sucedían cosas. Lo último que sé es que se ha deschecho de gran parte de sus discos, si no es que de todos, sumido de lleno en el downshifting. Su colección era tremenda y caprichosa, como las buenas. Su especialidad: Echo & the Bunnymen. De ahí que los desvaríos de Will Sergeant y Ian McCulloch (con Leon de Silva y Tony McGuigan) cuando pusieron pausa a los hombres conejo hayan llegado a mi giradiscos. Es un 7” que no hago sonar tanto, pero cuando toca es pura felicidad. Baseball Bill es uno de los cinco singles que lanzó Electrafixion, el último, en 1997 – annus mirabilis para muchos de mis panas y de grandes revelaciones y dolores para mí. El lado B es el You Talking to Me Mix del tema titular, repleto de efectos especiales de Taxi Driver, complementando perfectamente el coro que McCulloch canta con la convicción del espíritu de Shankly. Cómo quiero a mis discos.

Banjo Band Ivana Mládka, Jožin z bažin / Ušní příhoda.
En Panton (Ricni 12, Praha 1.) En 1977, Ivan Mladek y su grupo de banjo dominaban el mundo. Mentira. Pero sí dominaban la ahora República Checa. Con sus patillas de dinosaurio y su banjo bandido, lideraba un grupo de parias barrigudos y bigotones que hacían la polka (¿o klezmer?) más cojonuda de ese lado del mundo. Tuvo un show de TV que era las delicias de un público ávido de risas. Jožin z bažin era el “himno nacional” de la emisión. La canción, una obra maestra del humor y el ritmo, cuenta en primera persona la historia de un ciudadano de Praga que va muy chulo en su Skoda 100 paseando por Moravia cuando se topa con un monstruo come-turistas, el Jožin del título. La única manera de vencerlo es fumigarlo con un avión de hélices. Dicho y hecho, el narrador toma un avión que le da el alcalde (que, curdo y desesperado, promete a su hija e innumerables posesiones al que venza al adefesio) y atrapa a Jožin. Nada tonto, decide llevárselo él a un zoológico pues “el dinero es dinero.” Así como suena. La canción se ha hecho popular de este lado del mundo gracias a YouTube, pues hay un vídeo de 1978 en el que el grupo hace la mejor rendición de una canción de todos los tiempos con su himno (que, como alguien dijo en el sitio mencionado, “debería ser el himno del mundo.”) Destaca el gran Ivo Pešák, mano derecha de Mladek, haciendo el baile más espectacular de la Historia de la Humanidad. Como dice otro comentario de YouTube: “ese sujeto es todo lo que yo aspiro ser.” Amén. Pešák murió hace unos años, pero dejó un gran legado para all mankind. Mladek sigue dándole al banjo, haciendo feliz a quien se lo topa. La música es magia.

Small Faces, Itchycoo Park / I’m Only Dreaming.
En Capitol, con sello Immediate (label 6292.) Sí, Small Faces. Sí, Itchycoo Park. Sí, todo el festival. Este disco tiene una historia. En 2008, Don Camisa y yo organizamos una serie de fiestas, Living for the Weekend, en un lugar cerca de la Calzada de los Héroes. Las disfrutamos, vaya que lo hicimos. Pocas noches tan vertiginosas como aquellas en esta ciudad-letargo. En la noche inauguración, tras cerrar el local y festejar de más, salimos tambaleantes. Viajábamos en el Viejo Auto Rojo y, al viejo estilo de The Business, partimos a la aventura mañanera (no lo hagan, chicos: en serio.) Lo que no consideramos, payasos, era que, al salir, puse mi caja de discos en el techo del auto. Había puesto música un rato, así que llevaba una buena selección de 7” y algunos 12”. La caja se quedó ahí, mientras avanzábamos hacia el sol que se levantaba en el horizonte. En realidad, se cayó antes de salir del estacionamiento de tierra. Me di cuenta de la hecatombe al despertar el domingo por la tarde, cuando busqué la caja y no la encontré. Hice memoria. Sufrí. Entré en pánico. Patatús. Por suerte (si puedo llamarla así) mis discos cayeron, ordenados y sin salirse de su casita de plástico, en el estacionamiento frente a la puerta del local. Estaban saludables. Todos. Menos uno. Éste. Itchycoo Park tiene ahora una mordida en un extremo, una cicatriz de guerra, que me dolió más a mí que a él. Así es la vida. El disco lo conservo, claro. Y aquí estará siempre. Un sobreviviente. Como muchos de nosotros.

C/S.

2 thoughts on “Desempolvando discos: Karatekas, G-Men, ICBM’s, Electrafixion, Banjo Band Ivana Mládka, Small Faces.

  1. Ese de Karatekas y más de Cantabric llegaron a mis manos a través de un convenio que Acimut hizo con ellos. Si mal no recuerdo te llevaste también el 10″. Aún me quedan cosas en mi colección, y qué cosas… He vendido muchísimo, pero no dejo de ser comprador ocasional cuando lo vale. Saludos!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s