Cinco grandes libros sobre música.

Publicado originalmente el 28 de octubre de 2011.

Nosotros, los musicómanos de verdad, también somos grandes lectores. Por supuesto. Y no sólo de malas revistas musicales (las hay por todos lados), también de grandes libros pop y de buena literatura. No disertaré aquí sobre John Kennedy Toole o Yukio Mishima, está claro, pero sí voy a enlistar cinco libros que me han marcado como músico, escucha y como alguien que escribe sobre música. No son los cinco mejores que hay, sin duda. Son sólo cinco libros que me encantan, que creo que todos los que les interesa la música deberían de, al menos, darles una visita y que se han convertido en referencia vital para mí. Son sólo cinco porque, sin ánimos presuntuosos, he leído muchos más, muchísimos más, que me han gustado igual o menos. Pero aquí están por una razón: hablan de música que importa. Disfrutad.

Nik Cohn, Awoopbopaloobop Alopbamboom.

Este es el primer gran libro acerca del rock and roll. Nik Cohn era el hijo de un académico londinense que tomó el otro camino y se hizo teddy boy a finales de los años 50, seducido por esa música estruendosa que traían los marineros desde el norte. A él no le contaron nada: vivió el esplendor y la decadencia de la era pop más llena de leyenda en carne propia. En 1968 tenía 22 años y decidió confrontarse: se encerró y escribió este libro, una especie de autobiografía reflejada en los movimientos pop que presenció. Además, claro, sentó las bases para la crítica musical, reseñando los bailes extravagantes, los singles, los discos, los conciertos, pero sin sacralizar. Escrito en primera persona, es a la vez una mirada nostálgica y una desmitificadora de los años 60. Nik Cohn habla con toda autoridad del rock and roll primigenio, de los tontos bailes de moda (como la breve locura del twist), el surf, la híperpasteurizada high school muzak, el doo wop, la música soul, el beat, la psicodelia, el folk, los girl groups, el blues británico, el überfrívolo Swinging London y los inicios del hard rock. Del insulso regordete Bill Haley al desquiciado revolucionario Jimi Hendrix, todo está aquí contado por alguien que estuvo ahí. Es un libro estridente, escrito con un lenguaje totalmente pop, que sabe a dexedrina y huele a cerveza negra. Un libro intensísimo que todo musicómano debería no sólo leer, sino tener. Por cierto, ya entrados los 70 en plena fiebre disco, Cohn escribió un texto titulado Ritos tribales del nuevo sábado por la noche que, adaptado, se convirtió en una exitosa película que se volvió célebre por los ridículos pasos de baile de un tal John Travolta.

Hay una muy decente traducción al español de Awoopbopaloobop Alopbamboom que salió en 2004 editada por Punto de Lectura, a precio muy accesible. A por él.

Paul Du Noyer, Liverpool Wondrous Place.

En mi infancia fueron los Beatles. En la adolescencia, The La’s. Un poco después mis oídos se llenaron de Echo & The Bunnymen. Y así, entre muchos otros grupos, Liverpool se ha hecho fama de ser una ciudad repleta de música genial y yo, inevitablemente, la idealicé. Hasta comencé a seguir al Liverpool FC (y nunca al Everton, que quedaba más cerca de la zona en donde nacieron los del cuarteto de las cabezas de mechudo.) Paul Du Noyer, periodista pop que ha trabajado largo tiempo para la irregular revista New Musical Express (NME), es un especialista en Beatles, por supuesto, que adora la ciudad que les vio nacer y que la conoce como pocos. El libro es una entretenidísima guía por la ciudad porteña que ha significado tanto culturalmente para la Gran Bretaña: desde el siglo XIX, en que era la Gran Ciudad del Pecado (los hombres de mar llegaban ahí para beber, follar y pasar un buen rato), ha sido una ciudad llena de músicos. Ya entrado el XX, era el puerto perfecto para que llegara música de otros lugares, gracias a la marina mercante. Ahí nació el gran boom pop de los 60 y aún hoy, sigue siendo una ciudad emblema. Repleto de anécdotas y datos sólo para grandes fanáticos, del Club Cavern al Club Cream, es un libro que presume ser “la definitiva historia pop de Liverpool.” Por ahí aparecen Billy Fury, los Beatles, Gerry & The Pacemakers, Cilla Black, Billy J. Kramer, Badfinger, Big In Japan, Echo & The Bunnymen, The Teardrop Explodes, Pete Wylie, OMD, The KLF, Frankie Goes To Hollywood, A Flock of Seagulls, Elvis Costello, The Farm, The La’s, Half Man Half Biscuit, Lightning Seeds, Cast, Space, Ian McNabb y Atomic Kitten. El prólogo es de Paul McCartney, nomás.

Más difícil de encontrar, pero Internet lo solucionará. Sólo existe en inglés.

Kevin Pearce, Cosas que empiezan por O.

Otra de esas lecturas anfetamínicas, un libro obligatorio para cualquier grupo principiante o seguidor serio de la música pop. Kevin Pearce es un tipazo que escribe en primera persona, que no titubea en calificar de genial a lo que es genial y de basura a lo que es basura. El libro va de modernismo, mod revival, punk, post-punk y northern soul y otras expresiones juveniles británicas (que hemos adaptado arbitrariamente aquí.) De capítulos cortos e ideas largas, Cosas que empiezan por O es una biblia musical. Aquí nada de vacas sagradas, que ya mucha tinta y papel se ha desperdiciado en ellas. Kevin Pearce habla como nadie acerca de The Jam, Dexys Midnight Runners, The Action, Vic Godard y Subway Sect, el modernismo como lo entendía Pete Meaden, mod jazz y la generación beat, Geno Washington, Jimmy James & The Vagabonds, los clubes de los 60 en Londres, The Creation, Television Personalities, el Wigan Casino y la preciosa cultura del northern soul, Richard Hell, Buzzcocks, Ian Page y Subway Sect, Nik Cohn, Mark E Smith y The Fall, The Pop Group, The Style Council. Un libro para inquietos, pioneros, young soul rebels y modernistas de verdad. Una de las lecturas más refrescantes e inspiradoras que hay sobre música, estética, subcultura y movimientos sociales. Hay una impecable traducción de Kiko Amat circulando por la red de redes. Sólo hay que googlear (¡usé el verbo googlear!) el nombre del autor seguido del título del libro para descargarlo en PDF. No puede perderse.

Marcos Ruano, Bienvenidos al Planeta Mod.

Este lo enlisto como homenaje a la valentía y a la coherencia total de Marcos Ruano. No es que no sea un gran libro, que lo es, pero para mí tiene otro significado. Auto-editado gracias a un esfuerzo de años no sólo de escribir en sus ratos libres, sino a un gran esfuerzo económico en tiempos de crisis, Bienvenidos al Planeta Mod es un libro emblemático para muchos porque es la visión de un madrileño que vivió durante la época más álgida del mod revival español hecha libro para la posteridad. No ha vendido miles de copias ni las venderá. Seguro que ya le quedan pocas (la única manera de conseguirlo es ponerse en contacto con el autor mediante Internet.) Pero es un testimonio genial sobre un tipo que vivió lo suyo, que conoció grupos, que se dejó los pies en las pistas de baile alrededor de Europa y que hoy, casado, con hijos y obligaciones laborales, sigue conduciéndose bajo el lema “vivir limpio en circunstancias difíciles.” Marcos Ruano no sólo cuenta sus aventuras a ritmo de Doris Troy, Small Faces, The Who, Sam Cooke, Marvin Gaye y J.J. Jackson, también reflexiona sobre las subculturas (haciendo énfasis en la suya, claro, mod hasta el final) y sobre cómo adoptar una filosofía de vida (o que ella lo adopte a uno) es la cosa más definitoria de una vida. Con fallos editoriales y todo, este es el trabajo de un sólo hombre y sólo por eso merece cinco estrellas.

Keith Rylatt, Groovesville USA.

En mi próxima vida, si hay, quiero ser Keith Rylatt. Decirle experto en soul de Detroit sería subestimarlo. Se nota en su gigantesco libro Groovesville USA, una labor de amor a la música negra de la Ciudad del Motor. Repleta de canciones, nombres, anécdotas, direcciones, mapas y relucientes fotos de los artistas soul más famosos y los más oscuros de la ciudad más importante del estado de Michigan, una de las ciudades que más han aportado a la música pop. Iniciando con el blues más primitivo, pasando por el explosivo fenómeno Motown y abarcando casi todas las expresiones de la música negra de los 60 y 70 de Detroit, Rylatt, dedicado DJ y coleccionista, ha logrado confeccionar un libro indescriptible. Grande de tamaño, grande en contenido, de impecable diseño e impresión, tiene además todo lo que un nerd de la música quiere y desea. Es, tal vez, la guía definitiva a la música del Motor Town; es, además, una increíble recopilación de historias eufóricas y tristes, como la vida misma. Cualquier coleccionista concienzudo debería tener este libro que, por cierto, viene acompañado de un lujosísimo CD lleno de rarezas y stompers. Es, también, un libro autoeditado y de precio inaccesible, pero puede ordenarse a través del sitio web http://www.groovesvilleusa.com. Vale cada dólar. Increíble.

¿Y tú, tienes libros favoritos sobre música? Leer es muy sexy, chica. Y si es sobre música, no hay cómo perder.

C/S.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s