Cuatro record labels para una vida mejor.

daptone

Publicado originalmente el 30 de septiembre de 2011.

Los obsesos que aún buscamos discos tenemos detectados no sólo nuestros tiraderos y bazares favoritos, sino también todos aquellos se*llos que sabemos que nos darán la música que necesitamos. Enlisto aquí cuatro disqueras furiosamente independientes como referencia, por ser los que, arbitrariamente, me parecen importantes en este momento. Si tú eres un loco de la música, seguramente tendrás los tuyos. Aquí van.

Daptone Records

El soul y el funk de hoy tienen como referencia obligada a Daptone Records, un sello independiente fundado ya en el XXI en Brooklyn por Gabriel Roth y Neal Sugarman, dos pares de oídos sensibles, educados y nerviosos. Inspirados por la tradición soul, tienen a su grupo de sesión, The Dap-Kings, un combo que por sí sólo vale la entrada: una maravilla, imposible no mover los pies y sentir la piel de gallina cuando se ponen a lo suyo. Tienen, también, un estudio propio a lo Stax o Motown, la Daptone’s House of Soul en Brooklyn, en donde se hace música importante y repleta de alma y mensaje. Tal vez el disco más popular que se haya grabado ahí, con los Dap-Tones como músicos de sesión, fue el Back to Black de Amy Winehouse (aunque fue lanzado por Island Records; el estudio sufrió un robo importante en 2009 y aún hoy siguen intentando reponerse.)

Daptone tiene fichajes tan geniales como la increíble Sharon Jones, la Budos Band (para ponerse de pie), los Daktaris, los Poets of Rhythm, la reina del gospel Naomi Davis, Binky Griptite (además un productor de altura), Charles Bradley (un fenómeno), The Mighty Imperials, Menahan Street Band, la sensacional Antibalas Afrobeat Orchestra y, por supuesto, los Sugarman 3. Es decir, la puta crème de la música con alma. Hay una (mayormente) insoportable estación de radio local en la que en un jingle un locutor dice ¿buscaste verdadera música? Si la encontraste, es porque buscaste en Daptone Records, desde luego no en su maldita emisora. Tienen tienda virtual en http://www.daptonerecords.com.

Elefant Records

Si hay un label descaradamente pop en el mundo es Elefant Records. Iniciado en 1989 en Madrid por Luis Calvo, un maverick que editaba un fanzine (La Línea del Arco) y que amaba con fervor todos esos discos sixties heredados de sus padres, pero también todas esas melodías que salían en discos con sello de Sarah Records o Rough Trade (ver más abajo.) Comenzó haciendo mixtapes, luego editando vinilos, después organizando giras con grupos locales y hasta plantando semillas para festivales como el Benicàssim (hoy amado y odiado por igual) y la internacionalización del pop español. Se adueñó de la radio. Y consolidó un sello que no sólo se ha mantenido durante tantísimos años a pesar de todas las dificultades, sino que hasta hoy siguen haciendo lo que les viene en gana.

Su filosofía de apoyar todo lo que sea original, fresco y urgente les ha valido firmar verdaderas leyendas y presumir que han editado no sólo a clásicos españoles como Family, Le Mans, Los Flechazos (y Cooper), Astrud, Los Planetas, Vainica Doble, Cola Jet Set o Single y La Casa Azul, sino también a astros internacionales como BMX Bandits, Camera Obscura, The Posies, Fly, Go-Kart Mozart, Damon and Naomi, Heavenly, Ladybug Transistor, The Clientele y hasta a Nick Garrie, ese iluminado al que el mundo aún no conoce del todo. Otros proyectos emergentes que han sido cobijados por Elefant son Linda Guilala, Fitness Forever, Papá Topo, Corin Ashley, The School o La Bien Querida. Puro pop. Pura vida. Su tienda virtual está en http://www.elefant.com.

Light in the Attic

Más reeditores que otra cosa, Light in the Attic records tienen base en Seattle y tal vez el mejor gusto musical de este lado del mundo. Matt Sullivan, su padre, también editaba fanzines para repartir de mano en mano, organizaba shows (fue de los primeros en creer en Interpol) y listening sessions en las que repartía sabiduría a los asistentes, todos ávidos de nuevos-viejos sonidos excitantes. Estableció un local para distribuir discos y logró reeditar a The Free Design, una leyenda neoyorquina del sunshine pop de los 60. A partir de ahí LiTA comenzó a reeditar discos olvidados con la consigna de llevar a la casa de los melómanos más locos el mejor pop clásico, siempre tomando en cuenta a los artistas que la historia había dejado de lado.

Así es como lograron conformar un catálogo de reediciones (y de distribución) que hoy incluye nombres como Serge Gainsbourg y Jane Birkin, The Monks, Jackie Mittoo, The Last Poets, Os Mutantes, Kris Kristoffersson, Jim Sullivan, Karen Dalton, Betty Davis (¡diosa!), Lou Bond, Gabor Szabo, Shin Yoong Hyung, exquisitas recopilaciones de género y nuevos proyectos como los The Black Angels y Wheedle’s Groove. Hay que visitar su sitio web en http://www.lightintheattic.net para perderse entre discos, fanzines y sonidos fantásticos.

Rough Trade

Pura leyenda, ruido y música importante. Su historia es eufórica: Geoff Travis, un londinense desquiciado que daba clases de teatro y escuchaba más discos que tú y todo tu árbol genealógico se puso a viajar por norteamérica recolectando discos aquí y allá a mediados de los años 70. Sin prejuicios, sin ver géneros o precios, sólo acumulando música genial. A partir de esa locura fundó una tienda en 1976 en el mitológico distrito pop de Portobello Road en la capital del mundo. La tienda comenzó a abrir sucursales y a lanzar discos, aunque en 1982 se hizo evidente que una cosa era vender discos y otra hacerlas, así que se Rough Trade Shops y Rough Trade Records se convirtieron en dos entes independientes. Pero lo importante es que Travis, acompañado de un equipo de obsesos enfermos, comenzó a lanzar música realmente trascendente.

Comenzaron aprovechando la ola underground del post-punk de finales de los 70, creándose una identidad y un sonido. Y en esta primera etapa tuvieron en sus filas (o distribuyeron) nada más y nada menos que a The Smiths, The Slits, Young Marble Giants (cualquiera mataría por esta triada), Scritti Politti, Aztec Camera, The Raincoats, Television Personalities (¿la mejor banda ever en su mejor etapa ever?), Pere Ubu, Stiff Little Fingers, Beat Happening, Delta 5, Subway Sect (ahí pujando por un lugar entre las mejores 5 bandas ever) y muchos más, pero no podemos enlistarlos por cuestiones de espacio. Ya habiendo cambiado el panorama del pop en todo el mundo y haber sobrevivido a (casi) todo, tuvieron que ceder ante el estúpido siglo XXI y hacer ciertas operaciones de venta de acciones. Por suerte, volvieron a independizarse y, siendo el Rough Trade de siempre, podían presumir tener a (posiblemente) las tres bandas de pop de guitarras más importantes del nuevo milenio: The Strokes, Belle & Sebastian y a The Libertines, la cosa más emocionante desde los Beatles. Ya dije. Tienen una tienda virtual en http://www.roughtrade.com y siguen (y seguirán) manteniendo un catálogo impecable y trascendente. Si quiere uno saber qué va a pasar en el futuro de la música, puede darse una idea revisando un rack de discos de Rough Trade.

Supongo que después hablaré de más sellos importantes. Por lo pronto ya hay tarea para el weekend. Insisto: hay demasiada música allá afuera. No repitas la misma canción.

C/S.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s