Maravillas del mundo moderno: Jane Birkin.

Publicado originalmente el 23 de febrero de 2011.

Jane Birkin es lo más.

Musa de Gainsbourg, actriz, modelo, cantante, activista, cover-girl, poetisa, poema… Surgió del Swinging London de mediados de los 60 con sus ojotes, su frágil cuerpo de modelo Quant y su diastema chauceriana: en el Medioevo, se consideraba que las mujeres con los dientes frontales separados tenían un fuerte deseo sexual, más que la mayoría de las mujeres. ¿Iniciales? JB. El mundo no sabía lo que le iba a tocar.

Jane Birkin es una mujer con un dossier impresionante. A los 19, en 1965, se casó con John Barry, compositor del tema de James Bond y uno de los músicos clave del XX, tras conocerlo durante el rodaje de The Knack and How To Get It, un film clásico de los swinging sixties y ganador de una Palma de Oro de Cannes. Un año después, protagonizó el que, dice la leyenda, fue el primer desnudo frontal del cine británico, haciendo de modelo en la Blowup de Michaelangelo Antonioni, una obligada del cinéfilo. A los 22 no sólo era una swinging girl, apareciendo en cintas pop como Wonderwall, cuya banda sonora de música electrónica compuesta por George Harrison o la francesa Slogan, en la que fue contratada a pesar de no ser francófona; comenzó un affaire, durante el rodaje, con el monstruo fumador de Galouises y corruptor de pequeñas niñas France Galls, un genio entre genios: Serge Gainsbourg. Se casaron al poco tiempo.

Pero esa ha sido una elipsis muy violenta. Detengámonos en los detalles. Su padre era militar y su madre, actriz. Queriendo seguir con la tradición, estudió en la Academia Kengsington de actuación. Ya desde su relación con Barry había cantado, aunque nunca más allá de alguna canción pop de mediana o nula trascendencia. O en la ducha. Era difícil resistirse a hacerlo durmiendo con John Barry, the John Barry, que convertía hasta el chocar de dos vasos en música. Su carrera continuó, tras dar luz a una niña, Kate, aunque decantándose por el modelaje y el cine. Y es que cuando uno se la encontraba en una revista o entraba a cuadro en la gran pantalla, era imposible quitarle los ojos de encima. Algo sucedía. No estoy seguro si era porque uno se angustiaba que en cualquier momento fuese a romperse como un palito de Pocky o porque se sentían mariposas en el estómago. Lo que fuese.

En 1968 audicionó para Slogan de Pierre Grimblat. Ahí conoció a Gainsbourg y la intensa relación que se ve en pantalla se vivió en la vida real. La Bella y la Bestia. La modelo y el gamberro. Que se jodan John y Yoko, peludos, ésta era la pareja de los tabloides y los escándalos. ¿Cómo habría sido un bed-in con Birkin y Gainsbourg?

Un año después nos dimos una idea, cuando la Birkin escandalizó al mundo con susurrando y gimiendo orgásmicamente en la grabación de Je T’Aime Moi Non Plus, infame canción (hoy un clásico) que fue vetada por el Vaticano. Gainsbourg la había escrito, originalmente, para su anterior novia, Brigitte Bardot, pero a Jane siempre le quedó mejor. Antes que los Sex Pistols, y con más gracia y estilo, Birkin ya tenía en las listas un No. 1, censurado. Un LP, que se tituló igual que el licencioso tema, llegó por cortesía de Fontana Records, con éxitos cantados por Gainsbourg (l’Anamour, Elisa, la pervertidísima Les Sucettes o la manoseada pero siempre efectiva Sous le soileil exactement) y su bella esposa (L’orangoutan, Jane B y la no menos verde 69 Année Erotique.) Un clásico del post-ye-yé francés.

En 1971, tras montones de primeras planas de tabloide, tiempo aire en tele y radio y su nombre bien establecido en el mundo del pop, en las charlas de sobremesa de toda Francia y en la agenda política, Serge Gainsbourg lanzó Histoire de Melody Nelson, un álbum concepto en el que Jane hizo las voces de la lolita del título. Apareció también en la hiper-reconocible cubierta del LP y en un especial de televisión sobre Melody Nelson, posiblemente la obra maestra del Gamberro. Ese mismo año, nació Charlotte, su hija, quien es ahora también una reconocida actriz y cantante.

Jane dejó de cantar y de actuar por un tiempo y reapareció hasta 1973 con dos happenings casi épicos. Uno fue su debut solista, Di Doo Dah, que incluía canciones de Gainsbourg, por supuesto, y que fue producido por ese otro titán, Jean-Claude Vannier. El otro fue su regreso grande a las pantallas, haciendo de amante (¡!) de Brigitte Bardot en la provocativa Si Don Juan fuese una mujer del amo del camp Roger Vadim. Siguieron dos álbumes más (con títulos tremendamente elocuentes) Lolita Go Home (1975) y Ex Fan Des Sixties (1978), a los que les fue bien, aunque nunca se convirtió en una estrella pop. Mejor. Durante este tiempo actuó en una película que se llamó como su gran hit, Je t’aime moi non plus (1976) y fue igual de chocante y escandaloso; fue dirigido por Serge Gainsbourg y aparecía el actor fetiche de las películas homoeróticas de Andy Warhol y Paul Morrisey, Joe Dallesandro. Actuó también en una película basada en la novela de Agatha Christie, Muerte en el Nilo (1978) y en 1980 se separó de Gainsbourg.

La Birkin siguió y siguió. Y sigue. En 1983 lanzó el LP Baby Alone in Babylone y actuó para gente tan ilustre como Agnes Varda, Jacques Rivette y Jacques Doillon. En 1984, Hermès diseñó una bolsa de mano para mujeres, la Jane Birkin Handbag, costosa y estilosa a más no poder. Como Jane. Hoy, tras haber grabado discos de chanson francaise, álbumes arabescos, tributos a Gainsbourg (quien murió en 1993 y que Jane sigue extrañando) y tras convertirse en activista política, Jane sigue siendo un ícono. Nunca será Brigitte Bardot. Más bien siempre fue todo lo contrario. Su complemento. Ella siempre fue la chica terrenal, ambigua, astuta y vanguardista. Un día de estos, Jane Birkin debería ponerse de moda.

Te amamos, yo tampoco.

C/S.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s