Maravillas del mundo moderno: The Creation.

Publicado originalmente el 11 de diciembre de 2009.

En el mundo del pop hay muchos malentendidos e injusticias. Por ejemplo, que los años 60 sean retratados siempre, en el imaginario colectivo, como una orgía hippie de amor y paz. O que grupos verdaderamente esenciales sean pasados por alto no sólo por escuchas ocasionales, sino por gente que dice amar la música.

Los años 60 no fueron de Woodstock y esas estupideces. Eso fue la muerte del idealismo de “los años maravillosos”, su podredumbre y su nivel más bajo. En esos años la revolución estuvo, desde el inicio de la década más célebre del siglo pasado, en las calles y en los garajes, no en las asquerosas comunas. El jipismo como forma de vida era una mediocre y cobarde escapatoria de la realidad, un placebo clasemediero; antes de eso, en el sur de Inglaterra ya había surgido una revolución cultural juvenil que había llegado a su cúspide sólo para dar un buen puñetazo en la nariz al establishment y luego volvió al underground. Los Mods, chicos de clase trabajadora y estudiantes de las art schools que preferían el frenetismo del rhythm and blues más primitivo, el soul norteamericano más intenso y el sórdido jazz moderno. Alimentados de anfetaminas, algunos de estos jóvenes se lanzaron a formar grupos para tocar ese salvaje 4/4 del rhythm and blues. Luego, comenzaron a componer sus propias canciones.

Uno de esos grupos de art school que comenzó no sólo a intentar capturar la subversión de la negritud en su música sino la adrenalina de una noche fuera en la ciudad fue The Creation. Con sólidos guitarrazos, distorsión y un discurso casi situacionista lleno de referencias al pop-art, al op-art y a la literatura de vanguardia, estos sujetos deberían de aparecer en cualquier enciclopedia como los mejores representantes de la música, la cultura y la juventud de los años 60. Pero no.

Si hay una banda que hace honor a su nombre totalmente es The Creation, la Creación. En apenas unos años, con apenas pararse en el estudio, manufacturaron un pop tremendo y estridente. Incomprendidos desde entonces, sus sencillos difícilmente se colaron en las listas de éxitos, exceptuando el caso de Alemania, donde fueron astros pop con todas las de la ley. The Creation es una banda inolvidable y, lástima, uno de esos casos que pudieron ser grandes, enormes, a la altura de The Who, The Kinks o los mismos Beatles.

¿Qué sucedió entonces? Su carrera fue tan errática que nunca lanzaron un álbum como tal. El único LP lanzado cuando aún eran una banda activa, We Are Paintermen (1967), era una recopilación de sencillos y algunas versiones típicas de la época. En 1973, ya cuando se habían separado, Charisma Records lanzó la espectacular recopilación en 12″ The Creation ’66-’67, que ahora es una rareza. Este disco fue esencial para que, pasados los 60, se pudiese ver el poderío de una banda que estaba muy adelantada a su tiempo.

En cuanto el grupo, no tenía nada que envidiar a nadie. Eddie Phillips era un guitarrista sin igual: no sólo aporreaba su instrumento con sus manos, sino que le pasaba un arco de violín por encima, produciendo un chirriante ruido. ¿Acaso creían que fue Jimmy Page el que inventó eso? Bob Garner era un bajista excepcional (y más tarde, un vocalista más que competente), Jack Jones golpeaba los platillos con orgullo y por un tiempo, Kenny Pickett vocalizaba letras geniales sobre fracasar en las escuelas de arte o sobre ir por el lado salvaje. Mejor combo no se podía. Quien haya escuchado (y sentido ese golpe en la cara) temas como Making Time (utilizada hace unos años en los créditos de Rushmore, genial cinta de Wes Anderson) o Biff Bang Pow! lo sabe.

No es gratuito que el maverick scot Alan McGee haya llamado Creation a su sello discográfico (los descubridores de los hermanitos Gallagher, por cierto), ni que la banda haya resurgido en los 90 gracias a que gente como Oasis o Ride les mencionaban constantemente como influencia e incluso grabasen temas suyos. Y de las muchas recopilaciones que hay por allí, es posible que, después del ya mencionado ’66-’67 que hay qué conseguirse en vinilo, How Does It Feel To Feel? sea la mejor. Lanzada por Edsel en 1982, contiene todos sus singles de su época más prolífica (si ese término aplica), incluyendo las sensacionales Painter Man, Life Is Just Beginning, The Girls Are Naked, Tom Tom, Mercy Mercy Mercy y algunos cojonudas versiones a Cool Jerk de los Capitols, Like A Rolling Stone de Bob Dylan y una mejora al Hey Joe a lo Hendrix. Allí está la guitarra con arco de violín, la distorsión pesada, el vértigo, los gritos y el sudor. The Creation, literalmente.

Así sonaban los 60: desafiantes, peligrosos, emocionantes. Creativos. Coloridos, claro. La música de The Creation es roja con destellos púrpura. In your face. Resulta sorprendente que, a la fecha, no tengan el reconocimiento que merecen. En un mundo pop desvirtuado en el que el single fue despreciado hace ya mucho por el álbum, The Creation no tiene cabida. Qué lástima. Pero es que una sola canción de The Creation bastaba para decir más que un disco entero. Pete Townshend de los Who incluso invitó a Eddie Phillips a formar parte de su grupo. Fueron producidos por Shel Talmy (responsable, en parte, del You Really Got Me de los Kinks.) Fueron contratados por Robert Stigwood, muy cercano a Brian Epstein, el mánager de los Beatles. Y nada.

Los efectismos siempre causan más espectáculo. Lo real es menos atractivo, tal vez. Pero esta música es real. Pura acción. Psicodelia sin jipismo; discurso, no sermones; estética rock, no disfraces; caos y creación, pavimento, pintura fresca, botas Chelsea y cuerdas de guitarra rotas. Modernismo en marcha. Esta es la música de los 60 y sigue siendo una muy coherente banda sonora para este nuevo siglo.

C/S.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s