Trans-Europe Express.

Publicado originalmente el 5 de noviembre de 2009.

Los trenes simbolizan el progreso, la civilización, el dominio del hombre sobre la naturaleza, el rompimiento de fronteras temporales y geográficas; un tren es poder, velocidad y comunicación. Un tren es un portal a otras dimensiones, a otras maneras de pensar y conocer; sus vías son las venas del mundo, por donde fluyen sangre y espíritu, ideas, consciencias. Un tren es una metáfora perfecta, un recurso literario indispensable, un escenario perfecto para cualquier tipo de historia y un gran triunfo del hombre.

Por algo resulta sintomático que en este país ya no haya trenes de pasajeros. Pero no es el punto.

El mundo del arte está lleno de trenes, como alegoría, escenario o personaje. La música no es la excepción, por supuesto, y hay algunos trenes bastante notorios e importantes. Es el caso de uno de los discos más celebrados de uno de los más grandes grupos de música que han pisado el planeta y viajado por sus railways: Kraftwerk. Originarios de Düsseldorf, centro industrial de Alemania, estos arquitectos de sonidos de avanzada crearon una maldita obra maestra con Trans Europe Express (1977), una placa que ha sido recién reeditada (en CD, por cierto.) La remasterización, admitámoslo, hace justicia a la música de estos genios.

Concebida por Ralf Hütter y Florian Schneider, cerebros de Kraftwerk, como “una sinfonía de trenes”, Trans Europe Express es una obra furiosamente modernista. Pioneros de la música electrónica y centro de la art scene germana, estos casi-androides perfeccionistas y obsesivos tomaron como pretexto el tren bala que une a Europa para diseñar música eufórica, tremendamente urbana y muy desafiante en una época en que los puños desgarrados y llenos de hematomas del punk golpeaban a diestra/siniestra y se escupía al cielo.

La revolución modernista de Hütter y Schneider, acompañados de Karl Bartos y Wolfgang Flür, era una en la que su estandarte era el orden del caos y la elegancia total. En un mundo en que la elegancia está o muy subvaluada o malentendida de manera violenta, Trans Europe Express tiene mucha cabida. Por eso a finales de la primera década del 2000 sigue pareciendo tan emocionante como la primera vez que la aguja se posó sobre el vinilo: una celebración romántica de la Integración Europea con ruidos computarizados. Esto, señores, es música electrónica, arte político de la era atómica.

Trans Europe Express, además de todo, trascendió el mundillo hipster europeo e invadió Norteamérica, aunque disfrazado, pero igual de desafiante e in-your-face. En los años 80, el combativo DJ y pionero del hip-hop Afrika Bambaataa sampleó la canción titular del disco de Kraftwerk para su exitosa Planet Rock, todo un hito de la música negra. Años antes, Bambaataa, ya había pinchado Trans Europe Express en célebres clubes neoyorquinos underground, dejando boquiabiertos y exhaustos a todos tras hacer interminables loops con esa extraña música alemana. El tren terminó siendo transatlántico.

Gran parte de la discografía de Kraftwerk ha sido reeditada (en CD, insisto, pero el mundo no es perfecto) y bien vale hacer el gasto. Como es la moda este año, puede conseguirse cada disco por separado o en una caja conmemorativa titulada The Catalog (o Der Katalog, en la versión alemana.) Los discos, remasterizados con todas las de la ley, con presentación de lujo y artwork revisado, rediseñado y mejorado, incluyen el superlativo Autobahn (otro disco sobre viajes, en este caso por supercarretera), Radio-Activity, Trans Europe Express, The Man Machine (un discazo, parodiado adecuadamente en ‘El Gran Lebowski’), Computer World, Electric Café, el noventero The Mix y el más reciente Tour de France. A por ellos. Y a escarbar en los viejos vinilos de aquellos que, inexplicablemente, no fueron reeditados como el impresionante Ralf & Florian.

Seres civilizados, modernistas, musicómanos, alienígenas con traje a la medida, dandis del pop, nerds, poseros y cualquiera que se precie de cuidar sus oídos: Kraftwerk es la palabra de la semana.

C/S.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s