El salvaje sonido de Los Saicos.

Publicado originalmente el 18 de septiembre de 2009.

…Y en los años 60 también existió Perú.  

De hecho, se dice que cuatro chavales con peinados extravagantes, incluso entonces, paseaban en un auto psicodélico por el centro de Lima, gamberreando y haciendo ruido con sus guitarras. 

La gente comenzó a sacar conclusiones: estaban poseídos, por eso la estridencia de sus canciones; que comían carne humana para inspirarse a escribir tan bestiales letras; que tanto escuchar a los Beatles y a los Ventures había afectado a sus núbiles cabezas, esa música del demonio. Su vestuario estrafalario (camisa rosada, pañuelos, peinados rocanrol) los hacía parecer como salidos del infierno. Un escándalo. Vaya monstruos.

Estos cuatro chicos eran Los Saicos. Y hacían una música tremenda. Erwin Flores (voz), Rolando Carpio (guitarra), Pancho Guevara (batería) y César Castrillón (bajo) formaban la banda, de cuyos ensayos y recitales emanaban guitarrazos con distorsión a lo Dick Dale, canciones con el salvajismo de los primeros Rolling Stones, aunque tercermundistas y con furia real, y letras desafiantes. Su clásica Demolición sigue siendo una de las canciones más emocionantes del rock de garage de todos los tiempos: “¡Ta-ta-ta-ta, ya-ya-ya! ¡Echemos abajo la estación del tren! ”

¿Pero qué se traían entre manos estos Saicos? ¿Cómo en el mundo una banda sudamericana en 1965 podía tener tal actitud y tales sonidos? Adelantados a su tiempo (los Cramps eran fans declarados), visionarios del punk cuando el género aún ni existía como tal, los Saicos fueron los primeros en tocar sus propios temas en español cuando la música pop se trataba de regulares traducciones de canciones inglesas y americanas. Con todo, el ruido duró muy poco. Apenas un par de años, tal vez un poco más.

De Los Saicos sólo se editaron algunos singles en siete pulgadas. Suficiente para atestarnos golpes furiosos, como su otro clásico Camisa de Fuerza (increíble). Ellos lo mismo cantaban a las chicas (Ana), que homenajeaban las películas de horror de la Universal (Cementerio); contaban algunas sórdidas historias (Fugitivo de Alcatraz, El entierro de los gatos) e incitaban a la revolución (Come On!). Su influencia de rock británico se nota a leguas (Besando a otras, Salvaje), pero siempre con un sonido muy propio, rudo, sucio, baja fidelidad, gamberro, excitante. ¡Esto es ga-ra-ge! Gruñido.

Los Saicos dejaron de existir en 1966 y, en nuestras mentes, nunca se hicieron viejos. Cada uno de ellos se dedicó, sin embargo, a trabajar como gente normal y a formar familias. En 1999, el sello Electro Harmonix reeditó en un sólo disco sus singles y caras b’s correspondientes. Wild Teen-Punk From Peru 1965 es un disco obligado para todos aquellos que se precien de ser fans del garage, del surf, del beat, del rock and roll, del psychobilly, del pop, del r&b, es decir, de la música divertida, emocionante y con sustancia. Un disco que deja sin aliento de una banda tan buena que, francamente, parece increíble que haya salido del Perú en 1965: barbajanes visionarios. Como dicen las notas del álbum: “¿Rock latino?… ¿qué rock latino, huevones?”

Los Saicos ya han comenzado a ser rescatados del olvido general en que estuvieron por décadas. Muchas bandas ya incluyen en su repertorio Demolición; el sello peruano Repsychled Records publicó una versión en CD incluyendo los mismos temas, aunque a partir de las cintas originales y un par de tracks extras. En Lince, su municipalidad, son héroes e incluso hay una placa conmemorativa en la calle donde ensayaban. La www y el YouTube les han ayudado a tener un resurgimiento mayor, aunque nunca dejaron de ser un secreto a voces entre fanáticos, musicómanos y fanzineros.

Desafortunadamente, en 2005, Rolando Carpio falleció de un ataque cardíaco. Debe estar paseando en un auto sicodélico por el downtown del Infierno, acompañado por teddy boys bien vestidos, haciendo un ruido increíble, pasándola en grande. A nosotros sólo nos queda admitir que nos gusta volar estaciones de tren. ¡Demoler! ¡Demoler! ¡Demoler!

C/S.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s